Validarse
Email Contraseña
 

Gonzalo: el portero (casi) perfecto

Partidazo del guardameta de la Selección Española para ganar el oro en el europeo ante Croacia

Fuente: RFEBM.com

Se le veía un poco nervioso a Rodrigo Corrales poco antes de empezar el partido. No era para menos (suponemos que además se sabría titular)... Pero los nervios en exceso nunca ayudan y a un portero muy bueno lo hacen parecer malo. Lo cierto es que, tras cuajar un campeonato fantástico, el gallego estuvo bien colocado pero no tocó un balón.

Vino el cambio en la portería. La veterana y favorita selección española estaba durmiendo y apareció Gonzalo Pérez de Vargas para mandar un mensaje a sus compañeros: jugad tranquilos que yo os cubro. Se le veía concentrado, muy concentrado. Y las paró todas. Él y la bestia Maqueda cambiaron el estado de ánimo de ambos equipos en diez minutos.

Gonzalo es el más bajito de los porteros de élite. Esto significa que tiene grandes virtudes, que se pueden resumir en una: hace bien todo lo que puede hacer. Mete goles a portería vacía, da pases medidos para el contraataque y saque de centro, felicita a sus compañeros, no se mete con los árbitros ni con los adversarios, se coloca perfectamente bien, bloca lanzamientos de 9 metros, lee los gestos del lanzador al detalle y sale a tapar con todo cuando ya no queda más opción.

De vez en cuando encaja una vaselina o no llega a la misma escuadra en algun misil a distancia... Porque también es mortal. Y demuestra que los mortales pueden evitar un gol cantado parando el balón con la cabeza, quedarse mirando al lanzador y aceptar sus disculpas, en la imagen de la final que mejor resume lo que es aportar al equipo sin esperar nada a cambio. 

 
(VÍDEO) ¿Conoces el simulador virtual para el entrenamiento del portero de balonmano?