Validar-se
Adreça d'e-mail Contrasenya
 

Duelo de pizarras: Barça Lassa - Rhein-Neckar Löwen

Empate en un partido con luces y sombras, mucho espectáculo y un sinfín de detalles para analizar

Fuente: http://ehfcl.com

Ayer vi por televisión el partido de Champions en el Palau Blaugrana entre el FC Barcelona Lassa y el Rhein-Neckar Löwen y hoy estoy tratando de asimilar la enorme cantidad de información que nos dió este duelo, que para colmo fue hasta emocionante y terminó en empate a 26 goles con parada de ambos porteros en los dos últimos lanzamientos. 

Sale el equipo alemán atacando 7x6, ya se sabía, y el Barça le responde con un 6:0 flotante -qué bien sale al impar Viran-, tratando que decida lento e impreciso el jugador con balón y les de tiempo a bascular. Y si hay lanzamiento, que sea del extremo derecho, al que Gonzalo Pérez de Vargas se encargó de desmoralizar con la aparente facilidad que le caracteriza. Balón rodando en el rechace y... Lanzamiento de polo a polo, a veces adentro con celebración heroica de Viran Morros, a veces afuera con decepción mayúscula del público...

Así el Barça logró tener ventaja, aunque es algo engañoso cuando el portero para lanzamientos claros y se producen tantos goles de campo a campo, habrá que ver qué pasa en ataque posicional. Mucho cruce y pocas nueces, uno de los fallos de este Barça, aunque Dika Mem estuvo fantástico. Quizás el día en que más brilló como lanzador exterior y el Palau no echó en falta, no como otras tardes, al gran "Misil" Lazarov.

Los pivotes de ambos equipos, que fueron a colegios diferentes, dieron una lección de aciertos y errores al que quiera aprender de este juego, resoplando uno y con la camiseta rasgada el otro. La resonsabilidad de hacerlos brillar era para Andy Schmid y Rulo Entrerríos, dos auténticos magos del balón. Quizás destacó más el central alemán, aunque el asturiano también supo conectar con el pivote de maravilla.

Duelo en las porterías y en los banquillos

Las porterías estuvietron a gran nivel. Destacó más el guardameta visitante, más por su forma de parar que por sus números, aunque fueron buenos. Gonzalo "lo hace fácil", parando casi siempre sin apenas moverse, ¡porqué está en el sitio justo! Palicka, en cambio, paró al estilo Andreas "Karateka"  Wolff y puso un auténtico cerrojo en el marco alemán. Es interesante ver como grandes lanzadores como el recién llegado Aaron Palmarsson, sucumben a la telaraña explosiva del portero cuando lanzan desde los 6 metros. Posiblemente deberían cambiar la forma de lanzar y asemejarse más a un extremo, saltando para abrir ángulo, aguantando en la suspensión, fintando con el cuerpo y sorprendiendo con la muñeca... ¿Serán capaces los lanzapiedras de mutar en cuanto se les acerca este tipo de porteros que, sin duda, están de moda?

Y en los banquillos, duelo de titanes. Mirada perdida de Xavi Pascual, "Pasqui", mediada la segunda mitad, buscando soluciones en su "disco duro"... ¿Gastamos el comodín de la 4:1:1 o la reservamos para el Kiel? No... Este año el Kiel va a ser que no... Por su parte, Nikolaj Jacobsen, técnico visitante, se mantuvo firme en el 7x6. El segundo tiempo muerto pedido por él no creo que lo entendieran ni los propios alemanes, ya que a la postre les dejó si opción de preparar el último ataque de partido. Síntoma, yendo dos goles arriba, de que los visitantes se veían con opciones de ganar y les entró algo de vértigo. Por su parte, excepcional el entrenador del Barça, con el ataque estancado, dos abajo, poco más de seis minutos... Mandó un uno contra uno con espacio para Mem, buscando la exclusión de Gedeón Guardiola -que acabó el partido lesionado-, y además cambio a defensa 4:1:1 para romper el esquema al rival. Balance del tiempo muerto: gol y dos recuperaciones en las dos defensas siguientes, aunque algo de mérito tiene Cedric Sorhaindo, uno de los jugadores más valiosos de el Barça de hoy.

Final con balón para ganar para cada equipo, pero se lo quedaron los porteros

Y escena final para el protagonista, llamado a hacer olvidar al enorme Nikola Karabatic. Se la dió Pasqui en el tiempo muerto y él superó a su oponente con su eléctrico uno contra uno. Hay que reconocer que, aunque no está metiendo todo lo que lanza, Palmarsson lo está haciendo todo muy bien. La jugada siguió para que N'guessan confirmara a los espectadores que ganar la Champions se antoja muy muy difícil para el equipo azulgrana... Pero todavía hubo tiempo para que Gonzalo, a dos manos, diera algo de esperanza a los abonados a "la magia del Palau".

 
 
 
Informe del partido http://ehfcl.com
 
Volver
(VÍDEO) ¿Conoces el simulador virtual para el entrenamiento del portero de balonmano?